5 platos veraniegos hechos con tan sólo 4 ingredientes

El verano está a la vuelta de la esquina y cada vez apetecen más platos frescos, veraniegos, que nos alimenten y nos refresquen. Y si además son facilismos de hacer aún mejor.

Hoy queremos proponerte 5 platos veraniegos que sólo necesitan 4 ingredientes para crear un súper plato, riquísimo y sabroso.

El primer plato lleva como base el melón, una fruta con mucha agua y un toque dulce que combinaremos con un poco de queso feta, almendras y aceituna negra. Si quieres añadir un quinto elemento, le vendría fenomenal alguna planta aromática como puede ser la menta o la albahaca, para refrescar aún más el plato. Añade un poquito de aceite de oliva y ¡a disfrutar!

La segunda propuesta tiene una potente y sabrosa mezcla de elementos dulces y salados que permiten disfrutar de un platazo veraniego de alta categoría. Se trata de un plato que cuenta con un poco de rúcula, brevas, avellanas y trocitos de jamón ibérico. Si deseas aderezarlo, nada mejor que el aceite balsámico de Módena, que puede aportar una explosión de sabores. Si quieres darle un toque aún más bueno, puedes caramelizar las brevas en la sartén, para que estén crujientes y más dulzonas.

¡Vamos con la tercera!

En este caso os proponemos una vichyssoise de puerro, patata, caldo de verduras o de pollo y leche evaporada. Para que te salga perfecta sigue las instrucciones:

Dora la parte blanca de cuatro puerros de temporada y haz un caldo durante 25 minutos, con la parte verde y 1,5 l de agua. Súmales a los puerros dorados una patata grande o dos pequeñas peladas y troceadas, da unas vueltas y añade el caldo. Hierve unos 15 minutos, tritura y añade medio litro de leche evaporada. Rectifica de sal y pimienta y tendrás 8 raciones que aguantarán estupendamente tres días en la nevera.

Como complemento, para romper un poco la textura, te recomendamos poner un poco de jamón o panceta salteada.

El cuarto plato lleva un toque picante y combina calabacines, ajo, guindilla y parmesano. Lo único que debes hacer para elaborar bien este plato es hacer láminas finas o espagueti de calabacín, mediante un espiralizador, y dorar en la sartén un poco de cayena o guindilla y un diente de ajo pelado y laminado. Aliña al gusta y ¡a saborear!

¡Y para acabar estas recomendaciones no podía faltar un postre! Te proponemos algo distinto y delicioso, un plato que lleva melocotones de viña a la brasa, frambuesas, helado de vainilla y chocolate. Un postre magnífico, que puedes acompañar con un poco de galleta desmigada por encima.

¡Esperamos que estas cinco ideas puedan solucionarte más de un día la preparación de comidas o cenas de verano!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*