La ‘carne más exquisita del mundo’ viaja en Foodtruck y hace parada en Alcobendas

La cultura gastronómica ahora se desplaza sobre ruedas y ha llegado a Alcobendas. Desde el pasado 24 de febrero, las personas que trabajan o pasean por la Avenida Europa de Alcobendas, se habrán encontrado con la foodtruck de Santa Rosalía. La foodtruck se sitúa frente al edificio VASS, en el número 1 de la Avenida de Europa.

Una llamativa caravana de los años 70 permite comer a pie de calle o en las oficinas, las hamburguesas de wagyu (conocida como ‘la carne más exquisita del mundo’) que Santa Rosalía produce en su finca de Vizmalo (Burgos).

La novedosa oferta gastronómica de la foodtruck de Finca Santa Rosalía incluye, cómo no, sus ya célebres hamburguesas de wagyu, además de tostas con caviar de wagyu (una exquisita variedad de cecina), sandwiches de roast beef, ensaladas de temporada y morcillas de wagyu. Un lujo para los amantes de la buena carne, que se podrá degustar en Alcobendas hasta el mes de mayo.

La carne de wagyu, de propiedades idénticas a la carne de buey de Kobe (ya que provienen de la misma raza), destaca por su jugosidad y cualidades cardiosaludables. Es rica en grasas buenas, como el omega 3, 6 y 9.

Alcobendas disfruta de la segunda foodtruck que se instala en la Comunidad de Madrid (la primera se ha ubicado en la capital, en la zona de Cuzco). Igor Garmendia, responsable de la pionera foodtruck, busca “emular el modelo europeo de comida en la calle que ya se encuentra presente desde hace décadas en capitales como Londres o Berlín y en países como Estados Unidos”.

Una cultura gastronómica que quiere ofrecer un conjunto de productos cien por cien naturales. “Destacan nuestras hamburguesas que poseen una jugosidad, una terneza y un sabor difícil de igualar”, asevera Garmendia.

Experiencia gastronómica
En los últimos meses, la food truck de Santa Rosalía ha participado en 80 ferias y eventos como festivales de música, ferias y otras actividades culinarias y gastronómicas. El objetivo de la firma es ampliar su presencia en España llevando este ‘restaurante portátil’ hasta otras ciudades como Barcelona o Sevilla.

“Queremos afianzar la cultura de la comida de calidad en la calle como sucede en otros países. Buscamos que la gente se acostumbre a coger su comida y llevársela a las oficinas o a sus casas como se hace en muchos rincones del mundo”, apunta Garmendia.

La foodtruck de Santa Rosalía ofrece una experiencia gastronómica diferente. En su carta destaca una amplia variedad de hamburguesas de wagyu entre las que se puede elegir entre la Clásica, Santa Rosalía, Red Hot y Silver, además de otros productos como el sandwich de roast beef o un bocadillo de cecina de wagyu.

¿Qué es wagyu? Origen japonés, corazón burgalés
Hasta hace apenas 20 años en España y en buena parte de Europa poca gente había escuchado la palabra wagyu. Mucha gente quizás todavía se pregunta cuando va a un supermercado y ve una bandeja de Santa Rosalía qué es eso de wagyu o de dónde es originaria una de las carnes más valoradas y apreciadas del mercado.

Hablar de wagyu es hablar de Japón. El wagyu es una raza bovina originaria del país nipón, concretamente de la ciudad de K?be. Conocida como ‘Japanese Black’, wagyu viene a significar ‘vaca japonesa’.

Enamorado de estos animales, hace ya más de 15 años, Patxi Garmendia emprendió la tarea de importar sementales puros y embriones llegando a conseguir, tras mucho esfuerzo, una genética propia basada en una selección de animales de las líneas wagyu más puras, los wagyus de ‘Santa Rosalía’.

La Finca Santa Rosalía se encuentra ubicada en el municipio de Vizmalo, en la provincia de Burgos. Es el corazón y el alma de una empresa dedicada a la crianza de la raza wagyu, además de a la producción de perdiz roja y vino ecológico comercializado bajo el sello Garmendia. Un espacio tranquilo y con encanto donde, desde hace años, se cría a los bueyes de la raza wagyu.

Vida de reyes
Con más de cien metros cuadrados de extensión para cada animal, instalaciones provistas de hilo musical, camas biodegradables, que posteriormente se utilizan como abono orgánico en la propia finca, y una alimentación que se elabora a base de forrajes verdes, copos de cereales y vino ecológico de la propia bodega como fuente natural de antioxidantes, entre otros muchos ingredientes, los wagyu de Santa Rosalía se definen en el mercado como “únicos”, y de ellos sí se puede decir que viven como auténticos reyes.

La carne de wagyu de la finca Santa Rosalía se diferencia claramente de la de cualquier otra raza bovina, siendo absolutamente superior en cuanto a su calidad, destacando aspectos que definen una carne extremadamente tierna y jugosa, cuya grasa es rigurosamente sana para el consumo humano, pues contiene un elevado porcentaje de ácidos grasos insaturados y poli-insaturados, como los ácidos oleico, linoleico o linoleico conjugado (omega 3, 6 y 9), los cuales ayudan a prevenir, entre otras, enfermedades cardiovasculares.

 

Fuente: Comunicae