7 errores que debes evitar cuando cocines arroz

Cocinar arroz a veces supone una tarea más complicada de lo que parece, porque se pasa, queda demasiado duro o, en definitiva, no acaba de tener la textura adecuada. Por ese motivo, en el post de hoy vamos a explicar cuáles son los 8 errores más frecuentes en el momento de cocinar arroz, para poder evitar este tipo de problemas y conseguir una textura perfecta.

Dependiendo del plato de arroz que queramos cocinar intentaremos buscar una textura más pastosa, como es el caso del risotto o bien una textura más suelta como es el caso de una paella. Por eso es muy importante tener en cuenta todos los detalles en el momento de cocinar el arroz.

El primer error solemos encontrarlo en la cazuela, ya que si no están preparadas para este tipo de cocciones pueden resultar fatales para el resultado del plato. Las mejores cazuelas para cocinar arroz son aquellas que consiguen retener el calor y distribuirlo de manera homogénea. Con poca altura, para un arroz seco tipo paella o de altura media, si queremos un arroz caldoso o risotto. Si la cazuela puede ser apta para horno mejor, porque nos ofrecerá más posibilidades de cocinar el arroz.

Lavar el arroz también puede llegar a ser un error, según el plato que nos dispongamos a hacer. En el caso de hacer una cena japonesa, el arroz debe estar muy bien lavado, hasta que el agua salga clara. Pero si lo buscamos que el arroz quede seco, si lo lavamos demasiado puede impedirnos conseguir esa textura. Pero si no sabemos de dónde procede el arroz siempre es mejor optar por lavarlo bien, ya que puede contener restos de arsénico.

El tercer error es el control del calor, sobretodo en el caso de la vitrocerámica. En una cocina tradicional con fogones, el fuego es mucho más fácil de controlar, pero en la vitrocerámica es más difícil porque guardo mucho el calor residual y el cambio de temperatura no es tan rápido, con lo que nos puede llevar a quemar el arroz o a secarlo demasiado.

Elegir bien el tipo de arroz es imprescindible. Uno de los grandes errores es no elegir el arroz adecuado para cada ocasión. Por ejemplo, el arroz basmati no es factible para hacer risotto o sushi, y el arroz para hacer sushi no es válido para hacer una paella.

Tener en cuenta la edad del arroz es un factor que no solemos tener en cuenta, pero que puede ayudarnos mucho. Si guardamos el arroz demasiado tiempo en la despensa puede llegar a secarse mucho y necesitará más líquido para cocinarse, dependiendo de la zona climática en la que vivas.

Recalentar el arroz también supone un problema, si no lo hacemos adecuadamente. En general no es recomendable recalentar el arroz, porque los platos como la paella, risotto o arroz caldoso son espectaculares para comerlos en el momento, pero si los recalentamos a lo largo de las horas pierden todo su esplendor. En el caso del arroz blanco es diferente, porque podemos cocerlo y dejarlo bien guardado en la nevera, para ir utilizándolo en ensaladas frías, por ejemplo.

Dejar reposar el arroz. Este es un punto clave para el éxito del plato, porque es cuando conseguimos llegar al punto exacto del arroz. Si vemos que ya está casi al punto es mejor retirar la cazuela a tiempo y dejar reposar el plato fuera del fuego, para conseguir que llegue al punto perfecto con el calor y el vapor que queda guardado en la cazuela.

Fuente: http://cocinillas.elespanol.com/2017/05/errores-al-cocinar-arroz/

En el blog de quesabor.es podemos encontrar noticias de actualidad sobre restaurantes, gastronomía, nutrición, ocio, gran consumo y distribución.