EL PACHARÁN NAVARRO, MÁS DE 600 AÑOS DE TRADICIÓN

Cómo otras bebidas alcohólicas, el pacharán era el protagonista en celebraciones y fiestas ya durante la Edad Media. Sin embargo, también era utilizado con fines medicinales debido a sus múltiples propiedades. Tanto es así, que incluso se dice que sanó a una reina.

Sin embargo, no fue hasta  1956 que empezó su industrialización, en el que la familia Velasco, dedicada a la destilación de alcoholes en Viana, lo lanzó al mercado bajo la marca Zoco, que empezó a expandirse por el resto de la Península.

SU EVOLUCIÓN EN EL TIEMPO

 

Aún a día de hoy, el pacharán Zoco es el más consumido a nivel nacional e internacional. La  destilería de la marca está ubicada en la finca amurallada del Palacio de la Condesa de la Vega del Pozo, a las afueras de Dicastillo, pequeño pueblo situado entre Pamplona y Logroño.

La marca sigue fiel a sus raíces debido a la tradición e historia del producto, pero después de medio siglo, se adapta a los tiempos. Tal es así que ha modernizado la botella, manteniendo el texturizado en los laterales, ha pasado a un diseño octagonal, transparente que permite apreciar la gran calidad del licor que contiene.

Cabe decir, que la elaboración del pacharán es tan casera como sencilla y aún a día de hoy se sigue la tradición en muchos hogares navarros que elaboran el suyo propio.

Su receta únicamente incluye endrinas, que se obtienen del arbusto Prunus Spinosa, de los montes navarros, anís y aguardiente, lo que hace este producto de origen sea distinguido y de gran calidad.

En la actualidad, además de los lugareños, existen muchas más marcas se han sumado a la fabricación de pacharán, y algunos de ellos han optado por darle otro punto de vista a los consumidores sobre esta tradicional bebida. Tanto que ahora el pacharán ofrece la posibilidad de ser el protagonista de cócteles y combinados. Como por ejemplo el mojito de pacharán, pacharán con infusiones, el cóctel de pacharán con cava, naranja y azúcar u otros más exóticos como el pacharán con menta.

Además de todo eso, el pacharán presenta infinitas posibilidades culinarias. Especialmente en el ámbito de tapeo, como puede ser el foie al pacharán o ahumado con él, salmorejo de remolacha aromatizado con pacharán, romero y fresas, queso Roncal al pacharán, e incluso sorbetes que incluyen este licor.

En cualquier caso, e independientemente de todas las opciones que este licor de tradición nos ofrece en la actualidad, siempre será la opción ideal para rebajar comidas copiosas o endulzar la sobremesa de cualquier reunión.

En el blog de quesabor.es podemos encontrar noticias de actualidad sobre restaurantes, gastronomía, nutrición, ocio, gran consumo y distribución.