Problemas de los productos sin gluten

Según la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) incrementa en España cada año el número de celíacos. Y esto no ha hecho más que empezar, la Federación explica que hay un porcentaje alto de pacientes que aún no están diagnosticados –alrededor del 75%-. Si sospechas que puede ser uno de ellos acude al médico, pero no deje de comer gluten porque la prueba definitiva –biopsia intestinal- sólo es efectiva si se consume este nutriente.

Celíacos por necesidad, y otros por moda

En 10 años, las referencias a esta enfermedad en las etiquetas han pasado de encontrarse en 280 artículos a 1500. Se estima que la facturación de los productos celíacos en nuestro país es de unos 80 millones de euros al año.

Acaba siendo sorprendente por su volumen económico, pero también por la visibilización social. Algunos famosos presumen de desayunos gluten free, y en zanahorias se le incluyen sellos que aseguran que en este alimento no se encuentra la proteína presente en el trigo, avena, cebada y centeno; una visualización que hace que a los intolerantes se sumen adeptos a la compra sin gluten. Estos “adeptos” son personas que no han sido diagnosticadas y eliminan este producto de su dieta porque creen que los productos sin gluten son más saludables.

Ingredientes para sustituir el gluten

La cuestión es: ¿Cómo se sustituyen estos ingredientes? Al uso de harinas procedentes de otros granos como el arroz o el maíz se unen aditivos con letra pequeña: en muchos artículos se aumenta la cantidad de azúcar como potenciador de sabor, e incluso pueden llevar más grasas y sal que los aptos para celíacos.

Un estudio de University of Hefordshire analñizó 1.700 productos de distintos grandes almacenes y concluyó que sus propiedades nutricionales son peores que las del resto. Por ejemplo, la cantidad de grasas en el pan blanco y negro sin gluten es el doble que en el de trigo y el porcentaje de proteínas es menor en 9 de cada 10. Y el precio es un 159% mayor.

Los celíacos engordan y le sube el colesterol y los triglicéridos

“El sector médico está preocupado por el aumento de peso, así como la subida de colesterol y triglicéridos, en personas celíacas que no llevan una dieta sin gluten equilibrada. La composición lipídica de los productos específicos, rica en grasas saturadas como la palma y el coco, así como el elevado contenido en azúcares simples aumenta la carga calórica de estos alimentos”, comentaba la doctora Izaskun Martín-Cabrejas, responsable del departamento de Seguridad Alimentaria de FACE, en unas declaraciones recogidas por la asociación.

Los celíacos disponen de menos variedad

Un pan de molde sin gluten tiene hasta 11 gramos de grasa por cada porción de 100 gramos, frente a los entre 3 y 5 gramos de grasa que se puede encontrar en el mismo pan hecho con trigo convencional. “La dieta sin gluten es un tratamiento terapéutico para celíacos. Hay quien la adopta para adelgazar, pero no tiene sentido ni ningún fundamento científico”, esgrimen desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que lleva tiempo insistiendo en este aspecto.

Fuente e imágenes: https://elpais.com/elpais/2018/04/24/buenavida/1524583158_213571.html

En el blog de quesabor.es podemos encontrar noticias de actualidad sobre restaurantes, gastronomía, nutrición, ocio, gran consumo y distribución.