¿Conoces el origen de los dulces navideños?

Los polvorones y los mantecados son cosas que nunca faltan en los hogares españoles durante las fiestas navideñas, pero, alguna vez mientras os estabais comiendo uno, ¿habéis pensado en cuál es la verdadera historia de los polvorones y los mantecados?

Antes de empezar, especificaré la diferencia entre polvorón y mantecado. Los polvorones son un tipo concreto de mantecado, pero con la peculiaridad de que lleva un ingrediente más que los mantecados, la almendra.

Teorías y mito

Hubo una época en la que el polvorón o el mantecado no era un dulce tan extendido en el territorio ni tan tradicional como lo es ahora en España, y como lo era entonces el turrón u otros dulces.

Hay mucha información sobre su origen, así que, existen una multitud de teorías demostrables y, también, mitos que intentan dar una explicación a la creación de los polvorones y los mantecados. Algunas páginas remontan su origen a la época de Cristóbal Colon, que cuentan que descubrió unos “panecillos a los que le dicen mantecates, dulces pero de los que no se debe abusar” en América junto a otros alimentos. También aparece en un recetario del convento de Santa Clara de Estepa, escrito supuestamente por Diego Colón. Además, hay otra receta, los manthegate de Cristoforo de Messisbugo, procedente de un cocinero italiano al servicio de los duques de Ferrara en el siglo XVI. La última teoría dice que podría tener herencia musulmana, se descubrieron unos mantecados de aceite de oliva parecidos a los actuales en un manuscrito anónimo del s. XIII llamado “La cocina hispano magrebí durante la época almohade”.

¿Cuál es el lugar de origen?

Hay rivalidad entre cual es el sitio de origen, ¿Antequera o Estepa? Estos dos pueblos están muy cerca, pero entre ambas localidades antiguamente abundaban encinas y trigo, así que, tuvieron que dar salida a los excedentes de manteca haciendo así pastas.

La receta registrada más antigua es de una sevillana, Rosa María Calvillo de Teruel, en 1740 escribió en un manuscrito “Libro de apuntaciones de guisos y dulces”.  Estos polvorones se hicieron famosos en 1844 en Andalucía entera, y ya era una tradición consumirlos en fechas navideñas. Poco después, el ferrocarril facilitó que estas pastas llegaran al resto de España.

Finalmente, Micaela Ruiz Téllez  fue la primera persona que fabricó polvorones y mantecados a gran escala. Primero vendió por pueblos, y años más tarde perfeccionó su receta. En el año 1870 abrió una fábrica en su pueblo, creando una empresa llamada “La Colchona” que aún sigue vendiendo dulces artesanales.

En el blog de quesabor.es podemos encontrar noticias de actualidad sobre restaurantes, gastronomía, nutrición, ocio, gran consumo y distribución.