Trucos para añadir más verduras a vuestro día a día

Bienvenidos un día más al blog de Que Sabor, un lugar en el cual podréis encontrar una gran cantidad de artículos sobre alimentación, gastronomía y restauración, como por ejemplo el nuevo artículo de hoy, en el cual os queremos hablar de la importancia que tienen las verduras en nuestra vida y de esta forma proporcionaros algunos consejos para que las podáis incluir en vuestra alimentación diaria de forma natural y fácil.

La importancia de consumir verduras diariamente

Las verduras, sin ninguna duda, son uno de los alimentos más importantes para nuestra vida y nuestro día a día, ya que si no consumimos verduras, sería prácticamente una misión imposible, obtener todos los nutrientes que necesita nuestro cuerpo, ya que las verduras son alimentos muy completos y que tienen una gran cantidad de nutrientes, como por ejemplo vitaminas, minerales y fibra.

Aproximadamente, la alimentación de una persona adulta se debería basar en que un 50% de toda la comida del día tendrían que ser verduras, es decir que mínimo la mitad de lo que comemos deben ser verduras.

Esto, a gran parte de la población, les cuesta cumplirlo, pero si queréis tener una alimentación sana y saludable y encontraros mucho mejor durante el día, os recomendamos que sigáis estos consejos en los que os ayudamos a incorporar verduras en vuestro día a día.

Trucos para consumir más verduras en nuestro día a día

Para comenzar, es importante que en el desayuno ya empecemos a incluir verduras, que sin duda es una de las costumbres que menos personas tienen, pero la realidad es que es empezar el día ofreciéndole al cuerpo una ración de verduras, siempre es una buena idea. Algunos ejemplo para poder incorporar verduras al desayuno, es comiéndote una tortilla de calabacín o espinacas, una tostada con rodajas de tomate, de pepino y rúcula o unos palitos de pimiento y zanahoria con tomates cherries.

De esta forma, os aseguramos que empezaréis el día con mucha más energía y en resto de comidas también debéis incluir verduras y aunque en el resto de comidas sea más normal comer verduras, aún así seguro que no son las  suficientes. Por ejemplo, a la hora de comer al mediodía, es importante que tanto en el primer plato como en el segundo hayan verduras, algo que no solemos hacer nunca.

Para conseguirlo, podemos comer de primer plato una ensalada y de segundo acompañar con verduras lo que os toque ese día como, por ejemplo pollo con verduras. O si en cambio, de primer plato ya coméis verduras, el segundo lo podréis acompañar con una pequeña ensalada.

Finalmente, uno de los grandes mitos de las verduras, es que son aburridas y que no hay muchas opciones, pero esto no es nada cierto. Para ello lo que debéis hacer es consumir verduras de temporada, y de esta forma también estaréis contribuyendo a la sostenibilidad del planeta. Para ello también os aconsejamos que busquéis recetas en internet y libros, ya que la mayoría de veces nos limitamos a comernos las verduras cocidas, pero se nos olvida que existen miles y miles de formas y de recetas diferentes que están hechas a base de verduras y son muy saludables e innovadoras.

Fuente: http://nataliacalvet.com/mas-verduras/

En el blog de quesabor.es podemos encontrar noticias de actualidad sobre restaurantes, gastronomía, nutrición, ocio, gran consumo y distribución.